Paz, Conflictos Ambientales y Desarrollo Económico

Paz, Conflictos Ambientales y Desarrollo Económico

Orientación  de la Tercera Cohorte 2017 de la Maestría en Estudios de Desarrollo Local de Unillanos

La Tercera Cohorte de la Maestría en Estudios de Desarrollo Local de la Universidad de los Llanos que abre inscripciones, se orienta al análisis de un núcleo de problemáticas en relación a los Conflictos Ambientales y el Desarrollo Económico, y las afectaciones a un adecuado desarrollo humano y territorios en paz.

 

Dicho núcleo problémico aborda el énfasis del desarrollo en los factores de crecimiento económico y los discursos y prácticas que se proponen en lo local. A la vez, contrapone ese énfasis con los conflictos socioeconómicos y ambientales de la industria petrolera y la ampliación progresiva agropecuaria, la tenencia de la tierra y calidad de los derechos de propiedad, los cambios de uso del suelo y de las ocupaciones, la transición demográfica, crecimiento y movilidad rururbana, la seguridad alimentaria, los conflictos ambientales con incidencia en el agua y los servicios ecosistémicos, entre otros.

 

Los estudiantes y profesores examinan a la luz del plan de estudios y de conferencias y talleres complementarios las problemáticas, de tal manera que se suscite reflexiones alrededor del grado de participación de los actores del territorio, de los arreglos institucionales que prevalecen, de la yuxtaposición de la normatividad existente, y de la planificación del desarrollo que se diseña e implementa en la región. El propósito es acercarse a opciones de alternativas reales aplicables en lo local.

El estudio tiene presente al menos tres escenarios: Por un lado, la implementación de lo acordado en La Habana y aprobado por el Congreso de la República (2016), y los debates que se suscitan en la agenda 2017 del legislativo en cuanto a justicia y demás asuntos inherentes al acuerdo. El pacto de paz se ha provisto de un andamiaje institucional con visión, orientación de los contenidos, soporte jurídico de justicia, alianzas estratégicas internacionales, nacionales y subregionales, y apoyo político mayoritario, entre otros aspectos claves. En este se han propuesto unos enfoques de desarrollo que se identifican y estudian en la Maestría.

Por otro lado, no se pierde de vista el escenario de los asuntos que competen al desarrollo local y cuyas implicaciones no se incorporan o no se asumen en el acuerdo. Es necesario analizar las formas del sistema económico vigente y la historia de los modelos económicos que han regido al país y sus efectos en los territorios, como en el caso de la Orinoquia colombiana. En ese sentido, se observan las formas de economías locales de emprendimientos y asociatividad que surgen en lo local. Gran parte de la historia de los conflictos tiene que ver con las formas de gobierno, los sistemas económicos y la participación ciudadana.

 

Otro escenario, es presentar nuevas opciones a la rígida monotemización de la paz que proponen las agendas gubernamentales, los partidos políticos  y agencias internacionales. El acuerdo no debe sesgar que persisten otros conflictos en los territorios, sin embargo, puede convertirse en un instrumento para el ordenamiento territorial. Es oportuno profundizar en una visión territorial a partir del posacuerdo y de lo que no se incluye en este, y contribuir a la reconceptualización de la democracia, del territorio, de la justicia, de los derechos y deberes, de las instituciones y su relación con el territorio. Al resignificar la relación ser humano-sociedad-naturaleza-conflictos territoriales, se trabaja en propiciar transformaciones sociales y políticas de manera acertada, propositiva y creativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Designed & Developed by Themesgrove